Los sistemas de AGVs renobat® pueden equiparse con todo tipo de baterías:

 

Baterías de tracción de Litio Hierro-fosfato (LiFePO4)

Las baterías de Litio tienen muchas ventajas respecto a las de plomo, entre ellas destacamos especialmente:

  • Permiten que el equipo pueda tener menos peso y por lo tanto sea más eficiente disminuyendo así el coste en electricidad
  • Hacer cargas rápidas y por tanto no hay que tener otra batería de repuesto, disminuyendo el espacio ocupado y por tanto rentabilizando mejor la inversión.
  • No tienen mantenimiento intensivo ni se debe añadir agua destilada periódicamente, disminuyendo así los costes, principalmente de personal.
  • No tener que disponer de una sala especial para hacer las cargas, por lo que evitamos costes extras de inversión.

Aunque su coste inicial es más elevado tienen una mejor amortización.

Si se suman todas estas ventajas muy probablemente, según estudio previo que puede realizar nuestro departamento, puede ser más ventajoso disponer de baterías de litio.

 

Semi-tracción de plomo ácido

Las baterías de semitracción se utilizan en aplicaciones donde se requiere poca autonomía o se levantará poco peso.

 

Tracción de plomo ácido  

Las baterías de tracción de plomo ácido tienen una densidad energética media. Es importante que dispongan de un Sistema de Relleno Automático. Hay que tener en cuenta que debe haber un mantenimiento preventivo. Si ya disponemos de una sala de carga en óptimas condiciones y el hecho de que la inversión inicial sea menor que una batería de litio, en muchos casos pueda finalmente ser la opción elegida.

 

Cargadores

Por estos modelos de baterías podemos distinguir tres sistemas de carga que garantiza que los vehículos cuenten con autonomía para moverse:

  • intercambio manual
  • intercambio automático
  • intercambio de oportunidad (este último permite la recarga parcial de baterías en los momentos de inactividad del sistema)

Para la recarga de los AGV os proponemos los cargadores de Alta Frecuencia renobat®.