"Es un dispositivo que gracias a sus baterías puede proporcionar energía eléctrica por un tiempo limitado"

El Sistema de Alimentación Ininterrumpida: SAI

El Sistema de Alimentación Ininterrumpida: SAI

Articulos 20/12/12

Es un dispositivo que gracias a sus baterías u otros elementos almacenadores de energía puede proporcionar energía eléctrica por un tiempo limitado y durante un apagón a todos los dispositivos que tenga conectados.


Otras de las funciones que se pueden adicionar a estos equipos es la de mejorar la calidad de la energía eléctrica que llega a las cargas, filtrando subidas y bajadas de tensión y eliminando armónicos de la red en el caso de usar corriente alterna.


Los SAI dan energía eléctrica a equipos llamados cargas críticas, como pueden ser aparatos médicos, industriales o informáticos que, como se ha mencionado anteriormente, requieren tener siempre alimentación y que ésta sea de calidad, debido a la necesidad de estar en todo momento operativos y sin fallos (picos o caídas de tensión).


Potencia


La unidad de potencia para configurar un SAI es el voltiamperio (VA) , que es la potencia aparente, o el vatio (W) que es la potencia activa, también denominada potencia efectiva o eficaz, consumida por el sistema. Para calcular cuánta energía requiere un equipo de SAI, se debe conocer el consumo del dispositivo. Si la que se conoce es la potencia efectiva o eficaz, en vatios, se multiplica la cantidad de vatios por 1,4 para tener en cuenta el pico máximo de potencia que puede alcanzar el equipo. Por ejemplo: 200 vatios x 1,4 = 280 VA. Si lo que encuentra es la tensión y la corriente nominales, para calcular la potencia aparente (VA) hay que multiplicar la corriente (amperios) por la tensión (voltios), por ejemplo: 3 amperios. x 220 voltios = 660 VA.


Tipos de SAI:


SAI de continua (activo)


Las cargas conectadas a los SAI requieren una alimentación de corriente continua, por lo tanto éstos transformarán la corriente alterna de la red comercial a corriente continua y la usarán para alimentar la carga y almacenarla en sus baterías. Por lo tanto no requieren convertidores entre las baterías y las cargas.


SAI de corriente alterna (pasivo)

Estos SAI obtienen a su salida una señal alterna, por lo que necesitan un inversor para transformar la señal continua que proviene de las baterías en una señal alterna.


SAI en estado de espera (Stand-by Power Systems)

Este sistema presenta dos circuitos principales: la alimentación de línea, a la que solo se le agrega un estabilizado y un filtrado adicional al normal de cada equipo a alimentar, y el circuito propiamente SAI, cuyo núcleo es el circuito llamado "inversor". Es llamado sistema en "stand-by", o en espera, debido a que el circuito de alimentación alternativo, el inversor, está "fuera de línea", o inactivo, en espera de entrar en funcionamiento cuando se produzca una falla en la alimentación de red. Posee un elemento conmutador que conecta y desconecta uno u otro circuito alternativamente.


SAI en línea (on-line)

En cambio, en el SAI "en línea" (on-line), la batería y el Inversor están permanentemente siendo utilizados, lo que garantiza una máxima respuesta en tiempo y forma ante el evento de falla de red. Además, también pueden corregir los desplazamientos de frecuencia, ya que re-generan la onda alterna permanentemente (entrada alterna, rectificado a continua, inversor vuelve a generar tensión alterna). Tiene la desventaja de requerir una batería específica para el sistema en cuestión. De allí la dificultad de reemplazarla o agregar una batería externa económica y/ó más potente.



SAI con volante comercial

En este caso la energía para mantener el suministro de alimentación eléctrica se conserva a través del denominado Almacenamiento cinético. De esta manera, no se requiere el uso de baterías y con ello se evita la necesidad de mantenerlas o reemplazarlas.


Fallos comunes en el suministro de energía eléctrica


El papel del SAI es suministrar potencia eléctrica en ocasiones de fallo de suministro, en un intervalo de tiempo "corto".(si es un fallo en el suministro de la red, hasta que comiencen a funcionar los sistemas aislados de emergencia). Sin embargo, muchos sistemas de alimentación ininterrumpida son capaces de corregir otros fallos de suministro como:

  • Corte de energía: pérdida total de tensión de entrada.
  • Sobretensión: tiene lugar cuando la tensión supera el 110% del valor nominal.
  • Caída de tensión: cuando la tensión es inferior al 85-80% de la nominal.
  • Picos de tensión.
  • Ruido eléctrico o electromagnético.
  • Inestabilidad en la frecuencia.
  • Distorsión armónica, cuando la onda sinusoidal suministrada no tiene esa forma.

Habitualmente, los fabricantes de SAI clasifican los equipos en función de los fallos eléctricos que corrigen.Es posible obtener un regulador de voltaje que además de evitar sobrecargas eléctricas, mantenga funcionando al equipo en caso de un fallo de energía por varios minutos.

¿TE GUSTÓ EL POST? COMPARTELO:

© RENOBAT 2019 - 2020. ALL RIGHTS RESERVED